Es un centro ecuestre en el que hay instalaciones de salto de valla, además había una residencia para los caballos abandonados, en este centro dispondríamos de servicios de terapia equina.

Pondría el centro Arroyo de la Luz porque es un pueblo en el que hay muchos caballos, y hay mucha afición y no hay ningún centro que esté especializado en excursiones, salto, terapia equina, etc. Además podríamos sacarle partido a nuestro entorno con la pedazo de dehesa que tenemos.